fbpx

Informes al: (33) 3616-5711 / (33) 3331-1851

Navegación

¿Qué ocasiona el pie de atleta y cómo prevenirlo?

  • 26 octubre, 2020
  • adminDr
¿Qué ocasiona el pie de atleta y cómo prevenirlo?

 

 

 

Muchos de nosotros hemos llegado a sufrir de esta condición tan común. Esta infección fúngica generalmente comienza en los pies y provoca descamación, irritación, ardor y comezón. ¿Quieres saber qué es lo que causa esta infección y cómo es que puedes prevenirlo? ¡Sigue leyendo nuestro blog y descúbrelo!

Primero que nada hay que tener en cuenta que esta es una infección contagiosa que se propaga por medio de pisos infectados, así como por toallas y ropa compartida. Es por eso que se recomienda usar sandalias cuando se visitan espacios públicos donde se acostumbra estar descalzo, como lo pueden ser balnearios, spa´s, albercas públicas etc. 

 

Síntomas

Generalmente causa una erupción roja escamosa. Por lo general la erupción comienza entre los dedos de los pies. La picazón es a menudo peor inmediatamente después de que te quitas el calzado y las medias. 

Algunos casos más severos de pie de atleta se presentan ampollas o úlceras. La infección puede afectar a uno o ambos pies y puede propagarse a la mano, especialmente si te rascas o te pican las partes infectadas de los pies.

 

¿Qué lo causa?

Esta infección es consecuencia del mismo tipo de hongo que provoca la tiña y la tiña inguinal. Los calcetines, los calzados húmedos y las condiciones de calor y humedad favorecen el crecimiento de los organismos.

 

Prevención

Según Mayo Clinic, el pie de atleta se puede prevenir de las siguientes maneras:

  • Mantener tus pies secos, especialmente entre los dedos. Estar descalzo para airear tus pies todo lo que puedas mientras estás en casa. Secar la zona entre los dedos luego de un baño o una ducha.
  • Cambiarse las medias regularmente. Si tus pies están muy transpirados, cámbiate las medias o calcetines dos veces al día.
  • Utilizar zapatos livianos y con ventilación. Evitar usar zapatos hechos con materiales sintéticos, como vinilo o goma.
  • Alternar los zapatos. No uses el mismo par de zapatos todos los días para que puedan secarse luego de que los usaste.
  • Proteger tus pies en lugares públicos. Usa sandalias o zapatos para el agua cuando estés en piscinas públicas, duchas y vestuarios.
  • Tratar tu pie. Usa talco en tu pie diariamente, preferentemente talco antifúngico.
  • No compartir los zapatos. El intercambio puede propagar una infección fúngica.

 

Si tienes algún problema con tus pies agenda tu cita cuanto antes, en Dr. George somos especialistas. Te esperamos en cualquiera de nuestras sucursales.